La fotografía newborn o de recién nacido es, sin duda alguna, la fotografía más complicada de llevar a cabo. Y por ese motivo es a la que más tiempo es necesario dedicar.

Para mí consiste en reflejar en una serie de fotografías toda la delicadeza y fragilidad que tiene un recién nacido antes de que cumpla sus primeros 15 días de vida.

En ese momento aún casi no ha tomado conciencia del mundo que le rodea y todo gira en torno a él. Su tranquilidad al dormir es algo que no volveremos a ver una vez que haya crecido un poco más. Por eso es el mejor momento para hacerle su primera sesión fotográfica.

Cuando la gente mira mis fotografías, yo quiero que ellos sientan lo mismo que cuando leen dos veces la línea de un poema.

Robert Frank

Me gustaría que, cada vez que mires las fotografías de tu bebé, sientas lo mismo que cuando te lo pusieron por primera vez junto a ti. Por eso, si contratas una sesión newborn, dedicaré todo mi esfuerzo y el tiempo que necesitemos para conseguirlo.

La sesión la realizaré en tu casa, para que el bebé no salga de su entorno y de donde vosotros estáis más cómodos. Y llevaré allí el material necesario para hacerla.

Lo ideal es que esté dormido, por lo que lo tendré todo listo para después de una de sus tomas, que es cuando suelen quedarse más tranquilos y dormiditos. Y si se despierta, no importa, me adaptaré a su ritmo y esperaré hasta que vuelva a estar relajado.

Lo importante es conseguir esas fotografías que os gusten y que las atesoréis para siempre como si del más bello poema se tratase.

Escríbeme sin compromiso antes de que el bebé nazca si estás interesada en una sesión newborn para poder reservar la mejor fecha tras el nacimiento y para hablar de qué fotos te gustan, qué quieres conseguir, etc. Seguro que conseguimos que tus momentos, sean mis fotografías.